Hábitos de pobreza que estás enseñando a tus hijos

30 mayo, 2019 - Coral Vega

Sin duda uno de los temas que no nos enseñan en la escuela es cómo llevar nuestras finanzas personales y muchas veces nuestros padres tampoco tienen idea de cómo hacerlo, por lo tanto cuando llegamos a tener hijos es más difícil enseñar algo diferente a los malos hábitos financieros que tenemos.

Y como queremos que tengas hijos exitosos y por consecuencia felices, además de que podrán aportar mucho a su entorno, te decimos cuales son esos hábitos que les estas heredando sin darte cuenta para que poco a poco los elimines y hasta saldrás ganando.

 

 

No darle valor al TIEMPO.

Es algo que está ahí, que no vemos pero pasa y la mayoría de las veces no lo usamos adecuadamente. De las 24 horas que tiene un día has pensado cuántas gastas en trabajar, en mirar la televisión, usar redes sociales, piensa si le estas enseñando a tus hijos a usar el tiempo o solo a gastarlo. El tiempo puede ser una de nuestras mejores inversiones en la vida, la forma en que lo usemos nos dará rendimientos permanentes, puedes cambiar las horas frente al celular, YouTube, la televisión y los videojuegos por horas de lectura, ejercicio, aprender a hacer algo nuevo. Forma hábitos que les ayuden a desarrollar habilidades de razonamiento, inventiva y liderazgo; incluso a mantener saludable su cuerpo, lo que te ahorra dinero y a ellos les dará una vida plena.

quejarse

Fuente imagen: El país.

 

 

Algo a lo que todos estamos acostumbrados es quejarnos de todas las cosas que nos pasan.

Un escenario muy común es llegar a casa y hablar de lo mal que nos fue en el día, del horrible tráfico de la ciudad, de todos los defectos de nuestro jefe y compañeros del trabajo, hasta el clima tiene la culpa de nuestras desgracias y estas cosas las escuchan nuestros hijos, por lo tanto cuando puedan hacerlo se quejaran de todo, su vida será frustrante y muchos de sus proyectos se verán saboteados “por alguien más” y esto los llevará tener una mente nada emprendedora y resolutiva, mejor enfócate a dar soluciones en lugar de quejas.

 

 

Otra de las actitudes que más se arraigan en nosotros es dejar las cosas para después.

Si hay que arreglar algo de la casa lo hacemos después, si necesitamos ayudar en algo, lo hacemos después, si tenemos que ahorrar para las vacaciones lo hacemos después, si hay que realizar pagos los hacemos después, y ese después es muy probable que nunca llegue. Ayuda a tus hijos a tener iniciativa para que en el momento que lleguen las oportunidades pueda tomarlas y sacar ventaja.

cumplir

Fuente imagen: iStock

 

 

Tampoco les estamos ayudando cuando no tomamos buenas decisiones con el dinero.

Andamos por la vida gastando en lo primero que vemos y usando nuestros créditos indiscriminadamente y eso le dice a nuestros hijos que pueden hacer lo mismo. No importa si tenemos la posibilidad de gastar en lo que sea, enseña a tus hijos a ahorrar para algo específico, así aprenderán que todo requiere tiempo, disciplina y esfuerzo, busca formas en las que ellos puedan practicar el invertir su dinero. Así sabrán cómo usar su dinero y no solo a gastarlo.

 

 

Y por último, ¿recuerdas cuándo te pusiste una meta y la cumpliste?

Si la respuesta es no, temo decirte que ninguna de las cosas anteriores cambiaran pronto, las metas son las base de nuestras decisiones. El no tener metas es igual a darnos por vencidos antes de empezar. Si no enseñas a tus hijos a fijar metas, planear para llegar al resultado y ser perseverantes hasta cumplirlas, el éxito financiero de tu familia tal vez no llegue.

metas

Fuente imagen: elportaldelhombre.com

Empezar a cambiar hábitos no es tan difícil, identifica uno o dos y trabaja en ellos por seis meses, pronto notarás un cambio positivo.