5 reglas básicas para prestar dinero a alguien

5 abril, 2019 - Coral Vega

Una de las situaciones más incomodas a la que podemos enfrentarnos es cuando algún amigo o familiar te pide dinero prestado. Ya que puedes pasar de ser el mejor amigo o sobrino a ser la persona más desconsiderada e insensible si no accedes al préstamo.

Pero ¿qué es lo que nos conviene hacer? Esta, sin duda, es una respuesta personal pero te ayudaremos a aclarar un poco tus ideas.

Cuando te encuentres en esta situación vale la pena tomarse un tiempo para considerar la respuesta. Recuerda que estamos hablando de tú dinero, y aunque el monto a prestar no sea muchísimo seguro que hiciste un esfuerzo para tenerlo. Y por favor no te sientas obligado a otorgar el préstamo, ya que primero está el mantener tus finanzas antes que las de otras personas.

prestar dinero

Fuente imagen: entrepreneur.com

 

Tú como prestamista sabes cuál es la relación del deudor con el dinero y esto representa la parte más importante del asunto. Sabes si es una persona responsable o no, y si tiene antecedentes de cumplir o no con sus compromisos financieros. Es posible que sepas incluso, si tiene deudas con el banco o con las tarjetas de crédito, o estas en todo tu derecho de preguntarlo.

Si decides no prestar el dinero también debes considerar dar una buena respuesta, olvídate de dar todo un sermón, clases de finanzas o demasiadas explicaciones, es estas cuestiones lo mejor y más conveniente es simplemente decir “Lo siento, pero es mi política nunca prestar dinero”.

Pero si decides acceder ten en mente que hay muchas posibilidades de que en realidad estés regalando tu dinero, aunque siempre hay un escenario optimista en el cual podrás recuperar tu dinero en el tiempo acorado.

Ahora toma en cuenta las siguientes opciones o “reglas” para que no salgas perdiendo en el intento.

amigos

Fuente imagen: Entrepreneur

 

1.- Busca otras opciones

¿Existen otras formas en que puedas ayudar? El dinero no siempre es la única solución. Sobre todo si conoces el destino que tendrá el préstamo, puedes buscar opciones alternas que no sean riesgosas para ti.

 

2.- Presta sólo la cantidad que puedas perder

Es probable que tu dinero regrese, por lo que es muy importante que nunca pongas en riesgo tu bienestar financiero. Y mucho menos caigas en la deuda por alguien más, si no es tu dinero mejor no lo prestes.

 

3.- Sé claro con tus expectativas

Detalla un plan de pagos con calendario y plazos límite. Discute con la persona a la que le prestarás qué ocurrirá si algo sale mal o si no puede pagar en tiempo y forma. Nunca está de más tener claras las reglas.

prestar a amigos

Fuente imagen: Entrepreneur

 

4.- Ponlo por escrito

Es importante que exista algún tipo de compromiso legal o por lo menos avalado de alguna manera.

 

5.- No pases por alto los incumplimientos

Puede que sientas que estás siendo generoso al no enviar un recordatorio de que el pago tiene 30 días de retraso, pero únicamente estarás buscando problemas. Hazle saber al deudor que monitoreas los pagos y que estás al pendiente de los compromisos.