Tips para que los Reyes Magos no adelgacen tu cartera

4 enero, 2018 - Belén M. Saldivar

Empieza el año y con eso empieza la ilusión de varios niños de hacer su carta para los Reyes Magos y pedir todo aquel juguete que tanto han deseado, sin fijarse mucho en cuánto pueden costar porque, pues son niños.

Pero uno, como adulto responsable, debe empezar a hacer cuentas y a cotizar los juguetes que sus niños desean, por lo cual muchas veces nos podemos ver envueltos en deudas con tal de que nuestros seres queridos pasen un buen rato, por lo cual aquí te decimos qué puedes hacer para que los Reyes Magos no afecten tanto tu economía.

 

1.- Planea desde antes

planeación

Fuente imagen: CreditNewsInfo

Todos sabemos que los Reyes Magos son en enero, además de saber de la ya conocida cuesta de enero, así que toma un año para empezar a ahorrar específicamente para los juguetes de tus pequeños.

Además, con este año extra también podrás ver cuáles son los intereses de tus niños y qué juguetes o juegos son los que más les atraen, así no te agarrarán desprevenido los precios al momento en que la carta sea mandada.

 

2.- Realiza un presupuesto

presupuesto

Fuente imagen: Entrepreneur

Realizar un presupuesto es como uno de los principios básicos para salir librado de los gastos y, en este momento, de la cuesta de enero. Con este podrás administrar tus finanzas y poner límites en tus gastos, para que después no estés sufriendo o pagando de más. 

Desde antes pregúntale a tu hijo/a qué es lo que quiere pedirle a los reyes magos para que empieces a idealizar un presupuesto. Sabemos que quieres hacer feliz a tu pequeñín, sin embargo también los regalos se deben adaptar a tu economía a que si no, después, podrían afectar a los gastos generales que se realizan en casa.

 

3.- Compara

Compara

Fuente imagen: Cabecera.mx

No compres en la primera tienda donde veas lo que está en la carta, mejor compara. Si bien comparar los precios puede quitarte un poco de tu tiempo –aunque con internet se simplifica un poco este proceso-, también puede ahorrarte bastante dinero.

Tanto ir presencialmente a una tienda como comparar los precios por internet tienen las ventajas. Normalmente, para esta época, las tiendas dotan de una gran sección para los juguetes, por lo cual si tu hijo pide aquel “carrito super wow que da muchas vueltas”, pero que no dice su nombre, puedes preguntar a alguno de los vendedores.

Si bien lo anterior, por internet puede sonar más complicado, igual en una búsqueda rápida por Google podrás ver jueguetes y, de esta manera, empezar a comparar precios en diferentes tiendas, ya sean físicas o virtuales.

Es más, puedes ahorrar tanto que quizás te alcance para comprarle algo extra a tu hijo que sepas que lo ha deseado pero que no pudo entrar a su carta.

 

4.- No dejes todo al último

adelántate

Fuente imagen: Metro Ecuador

No apliquemos la del “buen mexicano” y dejemos todo al último, ya que los precios pueden repuntar. Es sabido que, ante esta temporada, algunos precios empiezan a subir desde diciembre –que es también cuando Santa Claus llega a la ciudad- por lo cual es importante que, entre más pronto sepas lo que quieren tus hijos, más rápido vayas a buscarlo.