7 consejos para no ser un mantenido

5 abril, 2019 - Coral Vega

Ser independiente a nivel financiero debe ser una meta que todos debemos tener en la vida, claro que, como todo lo que tiene que ver con dinero, no es fácil y requiere de mucha constancia y disciplina.

Este tipo de independencia no se refiere a dejar de vivir con tus papás o ser dueño de tu propia empresa, aunque esa también es una buena forma de alcanzar esta meta, se refiere más bien a la capacidad que tengas de poder invertir en ti mismo monetariamente hablando, satisfacer tus necesidades sin tener que caer en las deudas y además hacer crecer tu ahorro y mejorar tu capacidad para el retiro.

Fuente imagen: Thinkstock

Se escucha como un sueño ¿no? Es por eso que nos dimos a la tarea de buscar los mejores consejos para lograr esta meta.

 

1.- Te lo mereces

Así como Karime Macías y su mantra “Si merezco abundancia”, así debes de proponértelo. Muchas personas crecen con la idea de que no es posible ser exitosos en la vida, así que aleja esos pensamientos y piensa que puedes ser exitoso.

2.- Toma en serio el tiempo

Entre más temprano empieces a invertir más rápido crecerá. Recuerda que el tiempo es oro. ¿Conoces la fórmula del interés compuesto? Consiste básicamente en que tu dinero se multiplica sin hacer nada. Se refiere a lo siguiente: una cantidad X invertida hoy a un tipo de interés determinado, y vuelta a reinvertir sucesivamente tanto en su cantidad inicial como con los intereses devengados , proporciona al cabo del tiempo unos ingresos exponenciales muy considerables. Una pequeña cantidad de dinero invertida hoy sabiamente al cabo de un determinado tiempo será mucho dinero.

Fuente imagen: Invierte tu vida

3.- Aprende a utilizar tus créditos

Una tarjeta de crédito puede ser tan útil como destructiva. Así que antes de aceptar todos los créditos que te ofrezcan analiza si realmente será una herramienta para tus metas o solo te generará un gasto. Recuerda que el crédito es una deuda y si no tienes suficiente cuidado te puede meter en problemas. Claro que si utilizas el crédito para costear algún proyecto que te permita generar ingresos será de gran utilidad.

4.- Diversificar tus fuentes de ingreso

Este es el comienzo de tu independencia, para logar que dejes de depender de tu salario totalmente lo más recomendable es tener otras fuentes de ingreso, si vives con tus papás, puedes destinar una parte de tus ahorros a crear un pequeño negocio, hacer e-commerce, trabajar como freelance. Si ya tienes una familia pueden emprender un pequeño negocio familiar que involucre a todos. De esta forma tu familia se verá integrada en la dinámica financiera y estarás poniendo las bases de la independencia financiera de tus hijos también.

Fuente imagen: iStock

5.- Controla tus gastos

Nada funciona mejor que tener en mente siempre cuánto ganas y tu capacidad para gastar. Entre más joven eres menos le pones atención a esta parte porque no tienes “responsabilidades” pero si logras gastar menos y ahorrar más ahora, cuando tus ingresos seas mayores ya tendrás ese hábito y no tendrás que caer en la deuda.

6.- Invierte en tu retiro

Recuerda que el futuro depende del presente, así que analiza qué te conviene más, salir de fiesta cada semana o aportar a tu ahorro que te generará una inversión a largo plazo. Aprende a tomar en cuenta esos gastos para convertirlos en un potencializador de inversión.

Fuente imagen: Shutterstuck

7.- Rodéate de emprendedores

Un buen amigo siempre buscará la forma de aportar algo relevante a tu vida, busca esas personas que pueden ayudarte a ponerte metas y cumplirlas. Esos amigos que prefieren una tarde donde pueden aprender algo a una tarde en el centro comercial donde sólo gastarás.